HOY COLOCAMOS UNA MANTA EN MANHATTAN, NUEVA YORK.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hemos iniciado un movimiento que pretende sacudir consciencias. Lo concebimos como un detonante para provocar la unión de los mexicanos de buena voluntad. A través de nuestras mantas hemos querido comunicarnos con otros mexicanos, incitarlos a la unión y organización ciudadana con el propósito de defender a México de la delincuencia. Nuestras mantas han pretendido ser una luz de esperanza para quienes piensan y sienten que todo está perdido; un llamado a los jóvenes para que se entreguen, quizá prematuramente, a la construcción del México que les tocará vivir y que ha sido parcialmente destruido por generaciones corruptas e irresponsables.

Nuestras mantas llevan un mensaje de urgencia para los jóvenes líderes de nuestra república; necesitamos que salgan de sus casas y organicen a sus vecinos para recuperar a la patria herida. Son también mensajes de apoyo para todos los mexicanos leales que luchan todos los días por quienes aquí vivimos, y de advertencia para quienes abusan del poder y creen que es posible mantenerse impunes.

A esta fecha hemos colocado ciento veintitrés en tres ciudades de la república mexicana y todas, absolutamente todas, han sido retiradas de las calles. La primera de ellas fue colocada justamente en el mismo lugar en donde el crimen organizado colocó cuerpos humanos para mandar un mensaje de terror a la ciudadanía. Nosotros pusimos ahí nuestro mensaje intencionalmente para demostrar que ese territorio ya no es de ellos sino nuestro. Desafortunadamente, todas las mantas han sido retiradas en unas cuántas horas y no ha sido posible que nuestro mensaje llegue a más personas. No nos vamos a cansar de convocar, por todos los medios posibles, a la unión de los mexicanos; llamado que, por lo visto, resulta una amenaza para quienes se han robado las mantas.

Hoy colocamos una manta más allá de nuestras fronteras. Es muy posible que nuestra expresión de paz reciba más respeto fuera de territorio mexicano. Que quede claro: No existe posibilidad de que nos detengan en nuestra misión de unir a los mexicanos de buena voluntad.

La manta se colocó en el monumento a Benito Juárez que se encuentra en la Sexta Avenida del lado de Bryant Park, entre las calles 41 y 42 de Manhattan

El próximo miércoles, a través de este blog, convocaremos a los ciudadanos de todo el país para que se unan al movimiento y nos ayuden a sacudir conciencias, organizarnos y recuperar al México que nos pertenece.

¡Estemos Unidos Mexicanos!

Anuncios